Neuro Cartilla: Las Hormonas y el Peso Corporal

Artículo original: Neuro Primer: Hormones and Body Weight, Daniela McVicker

Traducido por Jayleska Johnson

~~~

La gente en todo el mundo tiene la percepción de que tener sobrepeso o ser obeso está causado por comer mucha comida chatarra, beber bebidas azucaradas o no ejercitar lo suficiente. La gente con problemas de peso se culpa a sí misma por no poder cambiar su comportamiento para perder peso y eliminar el exceso de grasa corporal. No hay duda de que comer demasiado azúcar y hacer poco ejercicio son hábitos malos. Sin embargo, estas no son las únicas causas de la obesidad y el aumento de peso. De hecho, hay otra razón por la que podríamos tener exceso de peso -las hormonas.

El diccionario de Oxford define el término hormona como “una sustancia regulatoria producida en un organismo y transportada en ciertos fluidos como la sangre o la savia para estimular células o tejidos específicos a que entren en acción”. En otras palabras, las hormonas secretadas por el cerebro cargan mensajes regulatorios al resto del cuerpo.

¿Es posible que las hormonas puedan influenciar nuestro peso? Sí: El desequilibrio hormonal o una mala interpretación de la señal que están enviando tiene un impacto grande en nuestra salud y la regulación del peso.Leptin Hormone (Illustrated by McCall Sarrett)

Aunque cualquier desequilibrio hormonal es una amenaza para nuestro cuerpo, varias hormonas están vinculadas a la obesidad y los problemas de control de peso. La primera de estas hormonas es la leptina. La leptina está a cargo de regular el apetito, el metabolismo, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y otras funciones del cuerpo porque tiene como efecto el bloquear la sensación de hambre en una región del cerebro llamada el hipotálamo. Las células grasas en nuestro cuerpo emiten leptina, lo cual permite a nuestro cerebro saber que ya comimos suficiente. La leptina responde a la fructosa, la cual es el azúcar encontrada en la fruta y algunas comidas procesadas. La gente que come demasiada fructosa de una vez no puede procesarla toda y la fructosa extra se convierte en grasa. Como consecuencia, demasiada grasa crea demasiada leptina y nuestro cerebro se vuelve resistente a esta hormona. Por lo tanto, dejamos de recibir el mensaje de que estamos llenos y comemos en exceso – lo que lleva a la obesidad.

Cortisol Hormone (Illustrated by McCall Sarrett)Si alguna vez hemos estado bajo mucho estrés, podríamos haber sentido la necesidad de comer más para sentirnos mejor. Esto es gracias al cortisol, una hormona relacionada con el metabolismo y el manejo del estrés. Esta «hormona del estrés» es otra razón por la que algunas veces la gente tiene una necesidad innegable de comer.  Así es cómo el estrés y la ansiedad pueden causar una producción aumentada de cortisol en nuestro cuerpo: cuando enfrentamos una situación estresante, las glándulas suprarrenales secretan cortisol. Este prepara al cuerpo para la supervivencia inmediata, aumentando la cantidad de glucosa y almacenando grasa corporal porque se siente amenazado. Esto estaría bien si la manera moderna de vivir no incluyera estrés constante. Sin embargo, con situaciones estresantes frecuentes, esta hormona está constantemente elevada lo cual aumenta el apetito lo que conlleva al aumento de peso. Por lo tanto, el estrés causa que almacenemos grasa corporal en lugar de quemarla.Estrogen Hormone (Illustrated by McCall Sarrett)

El estrógeno, la hormona sexual femenina, regula el desarrollo y funcionamiento del sistema reproductivo femenino y también puede ser responsable del aumento de peso (especialmente en la menopausia). Los niveles del estrógeno influyen en el consumo de alimentos, el almacenamiento de la grasa corporal y el metabolismo. El estrógeno también está estrechamente vinculado a otra hormona, la insulina. La insulina está a cargo de reducir y controlar el nivel de azúcar en la sangre. Cuando los niveles de estrógeno están elevados, interfieren con la producción de la insulina, lo que conduce a altos niveles de azúcar en la sangre. Básicamente, esto causa que el cuerpo almacene grasa corporal lo que lleva al aumento de peso. Un desequilibrio en el nivel de la insulina conocido como resistencia a la insulina puede llevar al desarrollo de la diabetes tipo 2.

El funcionamiento inadecuado de la glándula tiroidea (una glándula endocrina localizada en el cuello) también puede llevar al exceso de peso. Esta glándula influye en el metabolismo y por lo tanto juega un papel importante en el mantenimiento de un peso saludable. Cuando se sufre de hipotiroidismo, lo cual ocurre cuando la tiroides no está produciendo suficiente hormona tiroidea, el metabolismo irá más despacio.  Como resultado, el cuerpo empieza a almacenar grasa corporal en lugar de quemarla y aumenta el peso fácilmente.

La neurociencia revela el impacto de las hormonas en el cerebro y en nuestra salud física y mental. Hemos aprendido que el equilibrio hormonal es crucial para la salud y el bienestar general y que un desequilibrio en el nivel de cualquier hormona puede causar numerosos y graves problemas de salud. Estas hormonas juegan un papel importante en el mantenimiento de un peso saludable y afectan el aumento de peso u obesidad. De hecho, no soló influyen en la manera que sentimos y pensamos sobre de la comida sino que también influyen en la manera que nuestro cuerpo la procesa y almacena. El desequilibrio hormonal no explicará todas las fluctuaciones en nuestro peso corporal pero puede explicar una gran parte.

~~~

Escrito por Daniela McVicker
Ilustrado por McCall Sarrett
Traducido por Jayleska Johnson

~~~

 

Conviértase en patrón!

 

Neuro Primer: Hormones and Body Weight Feature Image

Referencias:
  • Roddy, D. (2018). Is too much sugar a form of brain abuse? – Knowing Neurons. [online] Knowing Neurons. Available at: https://knowingneurons.com/2016/05/04/sugar-brain/ [Accessed 2 Nov. 2018].
  • Kaplan, L. M. (1998). Leptin, obesity, and liver disease. Gastroenterology115(4), 997-1001.
  • Myers Jr, M. G., Leibel, R. L., Seeley, R. J., & Schwartz, M. W. (2010). Obesity and leptin resistance: distinguishing cause from effect. Trends in Endocrinology & Metabolism21(11), 643-651.
  • Epel, E., Lapidus, R., McEwen, B., & Brownell, K. (2001). Stress may add bite to appetite in women: a laboratory study of stress-induced cortisol and eating behavior. Psychoneuroendocrinology26(1), 37-49.
  • Davis, S. R., Castelo-Branco, C., Chedraui, P., Lumsden, M. A., Nappi, R. E., Shah, D., … & Writing Group of the International Menopause Society for World Menopause Day 2012. (2012). Understanding weight gain at menopause. Climacteric15(5), 419-429.

Authora

Daniela McVicker se graduó de la universidad de Durham y tiene una maestría en neurociencia cognitiva.  Su pasión es examinar los procesos ocultos que están ocurriendo dentro de nuestro cerebro. Ella trabaja en el campo de análisis médico, tratando los conceptos de la percepción, problemas de comportamiento y mecanismos neurales subyacentes de la cognición. Ella es blogger también y editora en «Top Writers Review». Además, escribe para compartir su conocimiento y experiencia, para inspirar nuevas generaciones a continuar investigando y a hacer preguntas que nadie ha hecho antes.

Traductora

 

Jayleska Johnson está persiguiendo una licenciatura en ciencia cognitiva y una licenciatura en español, comunidad y cultura en UCLA. Ella está interesada en desarrollar programas comunitarios que benefician y mejoran a las comunidades latinx y minoritarias en California, específicamente al sur de California. También está interesada en el desarrollo de la mente y en cómo las circunstancias sociales y económicas pueden afectar la forma en que las personas responden a situaciones en la vida. Ella espera integrar sus intereses de desarrollo comunitario y el desarrollo de la mente a través de la creación de programas comunitarios para mejorar las comunidades latinx y minoritarias. Aprender español y sobre las culturas en toda América Latina es un beneficio adicional que ayúdala a ampliar su perspectiva sobre diferentes problemas que afectan a diferentes grupos de personas.

 

Author(s)

  • Daniela McVicker graduated from Durham University and has an MSc in cognitive neuroscience. Her passion is examining the hidden processes happening inside our brains. She works in the field of medical analysis, dealing with perception concepts, behavioral issues and neural mechanisms underlying cognition. She is also a blogger and editor at Top Writers Review. She writes to share her knowledge and experience, in order to inspire the new generations to continue researching and asking questions no one has asked before.

Daniela McVicker

Daniela McVicker graduated from Durham University and has an MSc in cognitive neuroscience. Her passion is examining the hidden processes happening inside our brains. She works in the field of medical analysis, dealing with perception concepts, behavioral issues and neural mechanisms underlying cognition. She is also a blogger and editor at Top Writers Review. She writes to share her knowledge and experience, in order to inspire the new generations to continue researching and asking questions no one has asked before.

Leave a Reply

%d bloggers like this: