Lo Que Aprendí al Realizar Seguimiento de Mi Sueño con Fitbit Durante Dos Meses

Artículo original: What I Learned from Tracking My Sleep with Fitbit for Two Months, Joel Frohlich

Traducido por Daniela Semerjian y Delaney Ivey

~~~

Si alguien me hubiera dicho hace un año que se acuesta con su reloj encendido por la noche, probablemente me preguntaría qué tan excéntrica era la persona con quien estaba tratando. Hoy, sin embargo, estoy haciendo exactamente eso. Cuando escuchamos la palabra “Fitbit”, probablemente pensamos en conteo de pasos, calorías y ejercicios cardiovasculares. Pero una de las características más útiles del reloj inteligente es sin duda lo que monitorea mientras estamos quemando el menor número de calorías: nuestro sueño.

Aunque la obtención de una cantidad y calidad óptimas de sueño son un componente central de la salud, no siempre se aprecia su importancia. Como he discutido en publicaciones anteriores, el sueño es esencial para drenar el cerebro de toxinas vinculadas a la enfermedad de Alzhéimer y para consolidar recuerdos del día anterior. Para aprender sobre cómo el Fitbit puede monitorear el sueño, seguí mi sueño nocturno con un reloj Fitbit Versa durante dos meses. (Divulgación plena: Recibí este producto de forma gratuita por parte de Fitbit para reseñarlo).

En primer lugar, ¿cómo un reloj Fitbit monitorea el sueño? El Fitbit Versa infiere cuándo estamos durmiendo y en qué etapa del sueño nos encontramos utilizando un acelerómetro (un instrumento para medir las aceleraciones corporales de la muñeca) junto con una técnica llamada fotopletismografía. La fotopletismografía mide el flujo sanguíneo en función de cómo el cuerpo refleja una luz verde producida en la parte posterior del reloj.

Básicamente, el Fitbit mira cuánto nos estamos moviendo y con qué frecuencia nuestro corazón está latiendo para inferir si estamos despiertos, en un sueño profundo, un sueño ligero o soñando. El Fitbit Versa también cuenta con un oxímetro de pulso para medir la oxigenación sanguínea, pero Fitbit aún no lo está usando para medir nuestro sueño (hablaré sobre esto más adelante).

“Fitbit mira cuánto nos estamos moviendo y con qué frecuencia nuestro corazón está latiendo para inferir si estamos despiertos, en un sueño profundo, un sueño ligero o soñando.”

A continuación, necesitamos entender las diferentes etapas del sueño. El sueño se puede dividir de forma general en dos tipos, el de sueño de movimientos oculares rápidos, cuando una persona es más propensa a estar soñando, y el de sueño de movimientos oculares no rápidos, cuando una persona es más propensa a estar dormida sin soñar. Aunque los investigadores han aprendido que los voluntarios en los laboratorios del sueño recuerdan haber tenido algún tipo de experiencia consciente la mayor parte del tiempo cuando se despiertan del sueño de movimientos oculares no rápidos, la calidad de estas experiencias parece diferir de los sueños vívidos del sueño de movimientos oculares rápidos. A medida que nos quedamos dormidos, nuestros cerebros se sincronizan más internamente, lo que permite procesar menos información. Si registramos la actividad cerebral eléctrica mientras una persona duerme usando un electroencefalograma vemos que las ondas cerebrales se vuelven más lentas y con mayor amplitud, un sello distintivo de la sincronización, a medida que la persona progresa hacia un sueño cada vez más profundo. A continuación, este patrón se invierte hasta que una persona finalmente se despierta o entra en sueño de movimientos oculares rápidos. Debido a que un estado de consciencia vívida ocurre durante el sueño de movimientos oculares rápidos, el electroencefalograma registrado durante esta etapa del sueño básicamente se parece al electroencefalograma de una persona que está despierta. Solo hay una etapa del sueño de movimientos oculares rápidos, pero múltiples etapas del sueño de movimientos oculares no rápidos. Las dos primeras etapas, N1 y N2, se consideran sueño ligero, y N3 se considera sueño profundo.

¿Cómo determinan los médicos y científicos en qué etapa del sueño está una persona? Esto se hace usando una técnica llamada polisomnografía, que utiliza muchos sensores corporales, incluyendo un electroencefalograma, para determinar si una persona está en N1, N2, N3, movimientos oculares rápidos o despierto. Pero la mayoría de nosotros no tenemos un equipo de polisomnografía en casa o un médico para leer los resultados. Ahí es donde entra el Fitbit: los sensores del reloj pueden clasificar las etapas del sueño con un 69 por ciento de precisión en ventanas de 30 segundos, según un artículo publicado por científicos de Fitbit en el 2017. Si pensamos que esta precisión es baja, bueno, eso depende del contexto. Es cierto que la determinación de la etapa del sueño por el Fitbit sólo es correcta en estos bloques de 30 segundos un poco más de dos tercios del tiempo, y además, este hecho no se le comunica a los usuarios de la aplicación de Fitbit. Por lo tanto, si sólo utilizamos el Fitbit durante una noche, debemos entender que la determinación de las etapas del sueño por la aplicación no será completamente precisa. Pero también es cierto que no hay un sesgo sistemático en la cantidad de sueño ligero, sueño profundo o insomnio que Fitbit estima. En otras palabras, el Fitbit no sobreestima ni subestima la duración de estas etapas. Esto significa que si usamos la aplicación durante muchas noches, eventualmente tendremos una buena idea de la frecuencia con la que tendemos a estar despiertos, ligeramente dormidos o profundamente dormidos en una noche típica. (Hay una ligera sobreestimación de movimientos oculares rápidos a partir de las lecturas de los sensores, pero el algoritmo de Fitbit sabe corregir esto).

Para obtener más información sobre cómo Fitbit anota el sueño, hablé con el científico de investigación principal de Fitbit, Conor Heneghan, quien respondió a mis preguntas por teléfono y por correo electrónico. “Estamos investigando las formas en las que Fitbit puede ayudar a evaluar las enfermedades cardiovasculares, los problemas del sueño, el estrés, las pre-diabetes y diabetes y ayudar a los usuarios con intervenciones de enfermedades crónicas”, dijo Heneghan cuando se le preguntó sobre el futuro de Fitbit. Fitbit ha recogido 10.500 millones de noches de sueño de sus usuarios. Según Heneghan, “Estamos explorando si hay conjuntos naturales de usuarios que se correlacionan con condiciones reconocibles.” La mayor parte del análisis de datos se lleva a cabo internamente por Fitbit, pero en algunos casos, Fitbit ha compartido los datos en anonimato con investigadores externos. “Ha habido un número limitado de casos en los que hemos hecho esto … con controles muy estrictos sobre qué datos se comparten y con qué propósito”, dijo Heneghan.

“Estamos investigando formas en las que Fitbit puede ayudar a evaluar las enfermedades cardiovasculares, los problemas del sueño, el estrés, las pre-diabetes y diabetes y ayudar a los usuarios con intervenciones de enfermedades crónicas”, dijo Heneghan.

Antes de entrar en mi experiencia personal con el Fitbit Versa, es hora de abordar las frustraciones que rodean el oxímetro de pulso del reloj. Este sensor utiliza luz roja para inferir la cantidad de oxígeno que lleva la sangre. Esta función tiene el potencial de proporcionar información valiosa a las personas que duermen con apnea del sueño, un trastorno en el que la respiración se detiene o se vuelve superficial durante el sueño. Desafortunadamente, para el disgusto de muchos usuarios de Fitbit , aunque el sensor funciona no se utiliza actualmente por la aplicación de Fitbit. Según Heneghan, Fitbit planea lanzar esta función una vez que se conceda la aprobación del gobierno. “Dado que ciertas funciones requieren la aprobación de la normativa médica, Fitbit está trabajando con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y varias otras agencias para lograr las autorizaciones y la validación necesaria”, dijo Heneghan.

Entonces, ¿cómo ha sido mi experiencia con el Fitbit Versa? La primera semana fue reveladora: Estaba durmiendo mucho menos de lo que esperaba. Esta valoración continuó siendo válida durante las nueve semanas que he estado usando el reloj, así que estoy convencido de que refleja el tiempo real que paso durmiendo. Mi promedio actual de 30 días muestra que estoy despierto el 13% del tiempo que estoy en la cama, lo que suena como mucho. Por otra parte, el rango típico dado por Fitbit para los hombres de mi edad es del 5 al 20 por ciento, por lo que mi falta de descanso tal vez no es inusual. Aún así, es impactante darse cuenta de que una gran parte del tiempo que paso en la cama (generalmente alrededor de una hora) transcurre sin sueño, incluso cuando no me acuerdo a la mañana siguiente ni de dar vueltas o cambiar de posición. Aparte de estos períodos de estar despierto en la cama, paso el 52 por ciento de mi tiempo en la cama en sueño ligero y el 16 por ciento en sueño profundo. El tiempo restante (19 por ciento) se pasa en sueño de movimientos oculares rápidos. Todos estos valores están dentro de la gama típica de otros usuarios masculinos de Fitbit de mi edad. Curiosamente, Fitbit no muestra promedios de 30 días o rangos típicos para lo que posiblemente sea la medida más importante de la salud del sueño: el tiempo total dormido. (Hay una opción para ver promedios semanales, pero no la de períodos más largos).

Una noche, decidí ser astuto y comparar la valoración de mi sueño producida por mi Fitbit con la de un segundo reloj Fitbit (el de mi esposa) usado en la otra muñeca. Podemos ver los resultados a continuación: cada reloj dio mediciones ligeramente diferentes, pero los hallazgos generales parecen ser los mismos. (Mi Fitbit Versa se muestra en la captura de pantalla en inglés, y el Fitbit Charge 3 de mi esposa en la captura de pantalla en alemán). Los científicos de Fitbit también han comparado las lecturas de los relojes usados en cada muñeca y no han encontrado diferencias significativas.

 

Como podemos ver, mi experimento terminó a las 3 de la mañana, cuando me desperté para quitarme el reloj de mi esposa de la muñeca derecha. Usar un reloj en la muñeca dominante parece ser incómodo (soy diestro), pero no tuve dificultades para dormirme con el reloj en mi muñeca izquierda (y yo considero tener un sueño ligero). Además, hablando de la comodidad, es importante quitarse ocasionalmente el reloj Fitbit, como la aplicación de Fitbit le recuerda a los usuarios. Esto suena indiscutiblemente obvio, pero si solo estamos acostumbrados a quitarnos el reloj por la noche, es posible que necesitemos encontrar otro momento para dejar que nuestra piel respire. Aprendí esta lección a la fuerza después de acampar cuatro noches consecutivas sin ducharme ni quitarme mi Fitbit Versa, – el sarpullido resultante en mi muñeca duró varios días, tiempo durante el cual tuve que darle un respiro al Fitbit.

“Si eres como yo, el Fitbit podría proporcionarte observaciones útiles sobre tu sueño que podrían ayudarte a ajustar tu horario a la hora de dormir para descansar más.”

¿Mi veredicto final sobre el Fitbit Versa? Si eres como yo, el Fitbit podría proporcionarte observaciones útiles sobre tu sueño que podrían ayudarte a ajustar tu horario a la hora de dormir para descansar más. Por ejemplo, ya no equiparo ir a la cama a las 11 de la noche y despertarme a las 7 de la mañana con ocho horas de sueño (mas bien duermo unas siete horas en este período). Creo que la precisión del Fitbit podría comunicarse mejor a los usuarios, y también creo que el hecho de que el oxímetro de pulso no sea utilizado actualmente por la aplicación podría aclararse mejor. Pero basado en mi conversación con Heneghan, creo que el oxímetro de pulso será una función muy valiosa para los usuarios (particularmente aquellos con apnea del sueño) en el futuro, después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos dé su aprobación a Fitbit.

Fitbit Versa / $169.94 en Amazon

 ~~~

Escrito por Joel Frohlich
Ilustrado por McCall Sarrett
Traducido por Daniela Semerjian y Delaney Ivey

~~~

¿Cómo ha integrado la tecnología en su vida para realizar un seguimiento de datos importantes sobre su salud, como la calidad del sueño? Háganoslo saber en los comentarios a continuación.

 

Become a Patron!

 

Image split in half with two backgrounds, day and night, with a watch in the center. A face on the watch is half awake on the day side of the image and asleep on the night side. Illustrated by McCall Sarrett.

 

Referencias
  • Beattie, Z., Oyang, Y., Statan, A., Ghoreyshi, A., Pantelopoulos, A., Russell, A., & Heneghan, C. (2017). Estimación de las etapas del sueño en una población adulta saludable a partir de pletilografía óptica y señales de acelerómetro. Medición, fisiológica,38(11), 1968.

 

Autor(es)

Joel Frohlich

Joel Frohlich es un investigador postdoctoral que estudia la consciencia en el laboratorio de Martin Monti en UCLA. Está interesado en utilizar la actividad cerebral registrada con el electroencefalograma para inferir cuándo una persona está consciente.  Joel obtuvo su doctorado en UCLA en el 2018 estudiando trastornos del neurodesarrollo por medio de la electroencefalografía en el laboratorio de Shafali Jeste. También puede consultar el blog de Joel, llamado «Consciousness, Self-Organization and Neuroscience on Psychology Today». Para obtener más información sobre la investigación y las publicaciones de Joel, visite la página web de Joel en joelfrohlich.com.

 

 

 

Author(s)

  • Joel Frohlich is a postdoc studying consciousness in the lab of Martin Monti at UCLA. He is interested in using brain activity recorded with EEG to infer when a person is conscious. Joel earned his PhD from UCLA in 2018 studying EEG markers of neurodevelopmental disorders in the lab of Shafali Jeste. You can also check out Joel's blog Consciousness, Self-Organization, and Neuroscience on Psychology Today. For more about Joel's research and writing, please visit Joel's website at joelfrohlich.com.

Joel Frohlich

Joel Frohlich is a postdoc studying consciousness in the lab of Martin Monti at UCLA. He is interested in using brain activity recorded with EEG to infer when a person is conscious. Joel earned his PhD from UCLA in 2018 studying EEG markers of neurodevelopmental disorders in the lab of Shafali Jeste. You can also check out Joel's blog Consciousness, Self-Organization, and Neuroscience on Psychology Today. For more about Joel's research and writing, please visit Joel's website at joelfrohlich.com.

Leave a Reply

%d bloggers like this: