Knowing Neurons
¿Sabías que…?Aprendizaje y memoriaFilosofíaTrastornos neurológicos y psiquiátricos

¿Puede la neurociencia explicar el efecto Mandela?

Artículo original: “Can Neuroscience Explain the Mandela Effect“, Caitlin Aamodt

Traducido por Itzel Tapia 

Editado en español por Flavio Cupe Carbajal, Lucía de Vega Giráldez, Paloma Gómez Contreras, Iman Karrok El Ouarmany, Judith Moreno Del Castillo, Camilla Quarchioni, Jorge Luis Robalino Sánchez, Ana Santa María González.

¿Confiarías en un recuerdo si se sintiera tan real como todos los demás? ¿Y si otras personas confirmaran que también lo recuerdan? ¿Qué pasa si el recuerdo resulta ser falso?

Este escenario, que podría parecer sacado de la serie Dimensión desconocida, fue nombrado “el efecto Mandela” por la autodenominada “consultora paranormal” Fiona Broome después de descubrir que otras personas compartían su (falso) recuerdo de la muerte del líder sudafricano de derechos civiles, Nelson Mandela, en prisión en la década de 1980. ¿Una memoria falsa compartida se debe realmente a un “fallo en la Matriz” o hay alguna otra explicación de lo que podría estar sucediendo?

Broome atribuye la disparidad a la interpretación de muchos mundos o “multiverso” de la mecánica cuántica. Cuando no se observan directamente, los electrones y otras partículas subatómicas se difractan como ondas, sólo se comportan como partículas cuando se realiza una medición. Esencialmente, es como si estas partículas existieran en varios lugares simultáneamente hasta que se observan directamente. El físico y ganador del premio Nobel Erwin Schrödinger caracterizó este extraño concepto con el experimento mental del “gato de Schrödinger“. Si se colocara un gato en una caja con un detector de desintegración radiactiva diseñado para romper un frasco de veneno cuando se activa, una partícula en descomposición que existiera como una onda produciría dos realidades simultáneas a macro-escala —una en la que el gato está vivo y otra en la que el gato está muerto—. Aunque tras la observación, uno sólo vería al gato vivo o muerto, algunos físicos cuánticos como el fallecido Hugh Everett III —creador de la interpretación de los muchos mundos— han especulado que ambas realidades existen… pero en universos paralelos
separados.

Quizás ambas realidades existan… pero en universos paralelos separados.

Es importante tener en cuenta que la interpretación de los muchos mundos se desarrolló para explicar los resultados de los experimentos de física y no el efecto Mandela. No obstante, Broome cree que su recuerdo compartido no es realmente falso, y que ella y otros que recuerdan un pasado diferente en realidad estaban en una realidad paralela con una línea de tiempo diferente que de alguna manera se cruzó con la actual. Más recientemente, en Reddit y otros sitios web se han identificado otros casos del efecto Mandela, incluidos los recuerdos compartidos de que la serie de libros infantiles ‘Los osos Berenstain‘ solía escribirse ‘Los osos Berenstein‘ y que hubo una película en la década de 1990 protagonizada por Sinbad, como un genio llamado Shazaam. Independientemente de lo que realmente sucedió, no se puede negar que existen recuerdos falsos compartidos. ¿Puede la neurociencia proporcionar una hipótesis alternativa de lo que realmente está sucediendo, sin evocar la física cuántica?
Hay varios conceptos que pueden iluminar por qué algo tan extraño podría ser una experiencia compartida. En primer lugar, es importante recordar que un recuerdo se forma por una red de neuronas en el cerebro que lo almacenan. La ubicación física de un recuerdo en el cerebro a menudo se denomina engrama” o “rastro de memoria”. Durante la consolidación, el rastro del recuerdo se transfiere desde los sitios de almacenamiento temporal que median en la adquisición inicial, como el hipocampo para hechos y eventos, a los sitios de almacenamiento permanente en la corteza prefrontal.
El aprendizaje previo crea un marco para que recuerdos similares se almacenen muy cerca unos de otros. Este marco se conoce como “esquema“. Un estudio realizado a principios de 2016 sobre la memoria semántica en humanos utilizó imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para mostrar que palabras similares se almacenan en regiones adyacentes del cerebro. Los investigadores utilizaron estos datos para crear un “mapa semántico” del lenguaje en la corteza humana. Otro estudio reciente confirmó que los rastros de los recuerdos compartidos son espacialmente consistentes en su organización. Esta evidencia respalda la idea de que los esquemas permiten que la información aprendida se organice según contenidos similares.

¿Por qué unos grupos de personas comparten recuerdos falsos?”

Aunque podríamos pensar que los recuerdos se fortalecen cuando se recuerdan, la verdad es, en realidad, más compleja. Recordar un recuerdo reactiva las neuronas que componen el rastro del recuerdo. Esto hace que las neuronas se vuelvan lábiles y capaces de formar nuevas conexiones, que luego vuelven a estabilizarse en un proceso llamado “reconsolidación“. La reconsolidación puede reforzar el aprendizaje repetido a lo largo del tiempo al fortalecer las conexiones y permitir la formación de nuevas asociaciones. Sin embargo, la reconsolidación también puede hacer que un rastro de recuerdo sea vulnerable a perder su precisión.
En algún momento de su educación, la mayoría de los estadounidenses aprenden que Alexander Hamilton fue el padre fundador, pero no el presidente de Estados Unidos. Sin embargo, cuando un estudio sobre los recuerdos falsos investigó quiénes identifican la mayoría de los estadounidenses como presidentes de Estados Unidos. Los sujetos tenían una probabilidad más alta de nombrar incorrectamente a Hamilton como presidente que nombrar avarios expresidentes reales. Probablemente esto se deba a que las neuronas que codifican información sobre Hamilton se activaban con frecuencia al mismo tiempo que las neuronas que codificaban información sobre expresidentes. Debido a que las neuronas que “se activan juntas se conectan entre sí”, gradualmente una conexión entre los “expresidentes” y “Alexander Hamilton” podría volverse lo suficientemente fuerte como para recordarincorrectamente a Hamilton como un expresidente.
El estudio anterior también podría ayudar a explicar por qué grupos de personas comparten recuerdos falsos. Por ejemplo, consideremos el misterio de Shazaam. En la década de 1990 hubo una película para niños llamada Kazaam, protagonizada por Shaquille O’Neal como un genio. Mucha gente también recuerda falsamente que hubo otra película, quizás una parodia de Kazaam, llamada Shazaam, protagonizada por el comediante Sinbad como un genio. Aunque Shazaam nunca existió realmente, hay cientos de personas en Internet que afirman recordarlo.
Existen quizás varias razones principales para el efecto Mandela. La primera es que un gran número de asociaciones generales aumentan la probabilidad de que surja un recuerdo falso. Las películas gemelas con conceptos similares que se estrenaban aproximadamente al mismo tiempo eran comunes en los años 90. Sinbad estrenó una película diferente el mismo año que Kazaam llamada First Kid, que era una comedia en la que ayudaba a un niño a lograr sus sueños. También estrenó una película llamada Houseguest que tenía una imagen de portada con su cabeza saliendo de un buzón, tal vez asemejándose de manera abstracta a un genio emergiendo de una lámpara. Sinbad es un nombre árabe y la historia de “Sinbad el marinero” presenta encuentros con genios. La cabeza calva y la perilla de Sinbad se parecen al típico genio retratado en los medios. Sinbad también se vistió como un genio para un maratón de películas que presentó en los años 90, lo que casi con certeza
contribuyó al “recuerdo” de Sinbad interpretando a un genio.

“A diferencia de una mentira, la confabulación no pretende engañar y la persona que confabula cree plenamente que los detalles “recordados” son reales.”

Además de asociaciones similares que forman las bases para que se forme un recuerdo falso, los otros factores principales en este caso son la “confabulación” y la “sugestibilidad”. Un usuario en Reddit, conocido como EpicJourneyMan, cuenta un relato extremadamente detallado de Shazaam cuando trabajaba en una tienda de vídeos en la década de 1990. En su publicación describe haber comprado dos copias de la película y haber tenido que verla varias veces para verificar que estaba dañada después de que unos clientes se quejaran de ello. Luego, procede a describir la trama de la película con gran detalle. Si Shazaam nunca existió, ¿cómo puede tener un recuerdo tan detallado de la película?
Lo más probable es que se trate de un caso de confabulación o de un intento del cerebro de llenar los vacíos de memoria que faltan agregando hechos y experiencias inventados. A diferencia de una mentira, la confabulación no pretende engañar y la persona que confabula cree plenamente que los detalles “recordados” son reales. La confabulación se asocia con una amplia gama de trastornos neurológicos, incluidos accidentes cerebrovasculares, lesiones cerebrales, Alzheimer, síndrome de Korsakoff, epilepsia y esquizofrenia, pero también puede ocurrir en sujetos sanos (como puede atestiguar cualquiera que recuerde al “presidente Hamilton”). Los casos de confabulación en personas sanas aumentan con la edad y se cree que se deben a cambios relacionados con la edad en el lóbulo temporal medial, incluido el hipocampo y la corteza prefrontal. Estas regiones del cerebro son importantes para la codificación y recuperación de la memoria, y los estudios de resonancia magnética funcional realizados durante la última década sugieren que el funcionamiento disminuido en estas regiones subyace al recuerdo falso. También se ha observado que la confabulación surge con mayor frecuencia de recuerdos sobre eventos que sucedieron repetidamente para crear un recuerdo falso de un caso específico en un contexto espacio-temporal único. En otras palabras, es más probable que alguien que alquila películas en videoclubs para niños con regularidad y los ve para encontrar cintas dañadas construya un recuerdo específico del momento en el que esto ocurrió.
Un tercer fenómeno que podría explicar la popularidad viral del efecto Mandela es la sugestibilidad, la tendencia a creer lo que otros sugieren que es verdad. Cuando se introduce información errónea, en realidad puede arriesgar la precisión de un recuerdo existente. Esta es exactamente la razón por la que en un tribunal de justicia un abogado puede objetar “preguntas capciosas” que sugieren una respuesta específica. En otras palabras, la pregunta principal “¿Recuerdas la película de los años 90 Shazaam, protagonizada por Sinbad como un genio?” no sólo sugiere que tal película realmente existe, sino que incluso podría generar un recuerdo falso de haberla visto.
Aunque puede resultar tentador creer que el efecto Mandela es la evidencia de que existen realidades paralelas o de que nuestro universo es una simulación defectuosa, un verdadero científico debe probar su hipótesis alternativa tratando de refutarla. A la apariencia de los fenómenos cognitivos conocidos que pueden dar lugar a recuerdos falsos compartidos, es muy poco probable que algunos de nosotros seamos en realidad de un universo pasado alternativo que cruzó líneas de tiempo con el presente. Sin embargo, el efecto Mandela sigue siendo un fascinante caso de estudio sobre las peculiaridades de la memoria humana. Para aquellos a los que les encanta pensar en cómo funciona la mente, quizás sea un ejemplo de cómo la verdad supera a la ficción.
~~~
Escrito por Caitlin Aamodt
Traducido por Itzel Tapia
Ilustrado por Kayleen Schreiber
Editado en español por Flavio Cupe Carbajal, Lucía de Vega Giráldez, Paloma Gómez Contreras, Iman Karrok El Ouarmany, Judith Moreno Del Castillo, Camilla Quarchioni, Jorge Luis Robalino Sánchez, Ana Santa María González
~~~

Referencias
Chen, J., Leong, Y. C., Honey, C. J., Yong, C. H., Norman, K. A., & Hasson, U. (2017). Shared memories reveal shared structure in neural activity across individuals. Nature Neuroscience,20(1), 115-125.
Devitt, A. L., & Schacter, D. L. (2016). False memories with age: Neural and cognitive underpinnings. Neuropsychologia, 91, 346-359.
Ghosh, V. E., & Gilboa, A. (2014). What is a memory schema? A historical perspective on current neuroscience literature. Neuropsychologia, 53, 104- 114.
Huth, A. G., de Heer, W. A., Griffiths, T. L., Theunissen, F. E., & Gallant, J. L. (2016). Natural speech reveals the semantic maps that tile human cerebral cortex. Nature, 532(7600), 453-458.
Loftus, E. F. (2005). Planting misinformation in the human mind: A 30-year investigation of the malleability of memory. Learning & Memory, 12(4), 361-366.
Maess, B., Mamashli, F., Obleser, J., Helle, L., & Friederici, A. D. (2016).
Prediction signatures in the brain: Semantic pre-activation during language comprehension. Frontiers in Human Neuroscience, 10.
McKenzie, S., & Eichenbaum, H. (2011). Consolidation and reconsolidation: two lives of memories?. Neuron, 71(2), 224-233.
Roediger III, H. L., & DeSoto, K. A. (2016). Recognizing the Presidents: Was Alexander Hamilton President?. Psychological science, 27(5), 644-650.
Sakaguchi, M., & Hayashi, Y. (2012). Catching the engram: strategies to examine the memory trace. Molecular brain, 5(1), 32.
Serra, M., La Corte, V., Migliaccio, R., Brazzarola, M., Zannoni, I., Pradat-Diehl, P., & Dalla Barba, G. (2014). Confabulators mistake multiplicity for uniqueness. Cortex, 58, 239-247.
Zaragoza, M. S., Belli, R. F., & Payment, K. E. (2007). Misinformation effects and the suggestibility of eyewitness memory. Do justice and let the sky fall: Elizabeth Loftus and her contributions to science, law, and academic freedom, 35-63.
Más recursos
EpicJourneyMan (2016) “The Sinbad Genie Movie – complete analysis” Reddit.
Kramer, M. (2013) “The Physics Behind Schrödinger’s Cat Paradox” National Geographic.
Perpetua, M. (2014) “Did You Know There’s A Term For When You’re Totally Positive Something Happened Even Though It Didn’t?” Buzzfeed.
Tait, A. (2016) “The movie that doesn’t exist and the Redditors who think it does” New Statesman.
(2015) “The Berenst(E)ain Bears Conspiracy Theory That Has Convinced the Internet There Are Parallel Universes” Vice.

Author

  • Caitlin Aamodt

    Caitlin Aamodt es una candidata a doctorado en Neurociencia en UCLA donde está desarrollando una nueva terapia neuro-epigenética para tratar los déficits de comunicación vocal aprendida usando modelos de zebra finch en el laboratorio de Stephanie White. Sus intereses de investigación incluyen epigenética comportamental, evolución cognitiva y neurofarmacología. Además de Knowing Neurons, su comunicación científica ha aparecido en blogs cómo Speaking of Research y What is Epigenetics? En su tiempo libre Caitlin disfruta la música electrónica, cuidar plantas, practicar yoga y escribir ciencia ficción. La podéis encontrar online en caitlinaamodt.wordpress.com.

Caitlin Aamodt

Caitlin Aamodt es una candidata a doctorado en Neurociencia en UCLA donde está desarrollando una nueva terapia neuro-epigenética para tratar los déficits de comunicación vocal aprendida usando modelos de zebra finch en el laboratorio de Stephanie White. Sus intereses de investigación incluyen epigenética comportamental, evolución cognitiva y neurofarmacología. Además de Knowing Neurons, su comunicación científica ha aparecido en blogs cómo Speaking of Research y What is Epigenetics? En su tiempo libre Caitlin disfruta la música electrónica, cuidar plantas, practicar yoga y escribir ciencia ficción. La podéis encontrar online en caitlinaamodt.wordpress.com.