¿Las personas con dislexia leen y escriben al revés?

La dislexia es una dificultad inesperada para aprender a leer a pesar de tener inteligencia y visión normales y acceso a una buena educación.  Hoy en día, los científicos por lo general están de acuerdo en que las personas con dislexia tienen dificultades para leer porque tienen problemas en vincular las formas de las letras impresas con los sonidos del lenguaje hablado, y no porque tengan problemas con la percepción visual o la memoria.

En la década de 1920, el neuropatólogo Samuel Orton observó que a los niños con dificultades para leer les costaba diferenciar entre letras de formas similares — por ejemplo, la b y la d — y a menudo leían las palabras de la derecha hacia la izquierda — «ser» se convertía en «res». Algunos de los niños podían leer más fácilmente cuando miraban la imagen especular del texto.  Samuel propuso el término estrefosimbolia, que significa «símbolos torcidos», para describir lo que él pensaba que era el déficit principal de la discapacidad de lectura.

Los términos médicos como ese «son difíciles de eliminar», dice Guinevere Eden, una neurocientífica que estudia la dislexia y los trastornos del aprendizaje. La profesora de la Universidad de Georgetown le atribuye a este término la idea errónea generalizada de que las personas con dislexia leen y escriben al revés.

"Nuestro sistema visual está diseñado para ser flexible.  Pero eso no es tan bueno cuando se trata de la lectura."

Los comportamientos que Orton describió por primera vez en la década de 1920 no son exclusivos a los niños con dislexia:  Casi todos los niños invierten las letras cuando están aprendiendo a leer y escribir por primera vez. «Es tan común que es una forma pésima de distinguir el desarrollo de lectura típico del atípico», dice John Gabrieli, un neurocientífico en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Los neurocientíficos especulan que esto es bien común porque cuando se trata de reconocer formas y objetos, a nuestro cerebro no le parece importarle si ese objeto está invertido o girado: Un perro es un perro, ya sea que esté mirando hacia la izquierda o hacia la derecha.  «Nuestro sistema visual está diseñado para ser flexible», dice Eden. «Pero eso no es tan bueno cuando se trata de la lectura», donde invertir una letra cambia su significado.  Aprender a leer implica suprimir nuestras conexiones neuronales y volver a entrenar a nuestro cerebro para que se preocupe por la orientación de las letras.

A través de años de aprendizaje y práctica, los niños finalmente dejan de invertir las letras.  Es posible que algunos niños con dislexia no superen esta etapa tan rápido debido a que sus habilidades de lectura no avanzan.

Para los niños disléxicos, esta idea errónea persistente sobre el trastorno podría retrasar la intervención adecuada.  «La gente podría pensar, sin darse cuenta, que esa es la manera de ayudar a un niño que tiene dificultades para leer, que, si logra que se concentre en orientar correctamente las letras, logrará un gran progreso en su lectura», dice Gabrieli.  Las intervenciones efectivas involucran un entrenamiento fonético intensivo para ayudar a los niños a identificar y manipular los sonidos del lenguaje, como practicar rimas, y conectarlos con las letras.

También puede ser una fuente potencial de intimidación y vergüenza, dice Elizabeth Norton, una neurocientífica en la Universidad de Northwestern, en Illinois (EEUU). Cuando era maestra de estudiantes de secundaria con dislexia, dice que a los niños les preocupaba que sus compañeros no entenderían los desafíos que enfrentaban.  «La idea de que la dislexia es simplemente cosa de hacer reversiones hace que parezca [que fuese fácil de superar]», dice ella.  «Sus compañeros no entienden que este es un problema mucho más complejo con el que uno nace, no va a desaparecer por sí solo, y no es que el estudiante no sea inteligente o no se esfuerce».

La dislexia es una condición de por vida, pero la intervención temprana para abordar las dificultades principales puede mejorar sustancialmente la capacidad de lectura de los niños, dice Gabrieli.


~~~

Escrito por
Imagen por
Traducido por

~~~

Become a Patron!

ilustración por Sean Noah

Brainfacts.org

Brainfacts.org es una iniciativa de información pública de la Fundación Kavli, la Fundación Caritativa Gatsby y la Sociedad de Neurociencia.

es_ES