Ver colores invisibles: Parte II

En un artículo anterior de Knowing Neurons, exploramos las sorprendentes habilidades visuales de otros animales, mientras lamentamos las limitaciones de la visión en color de los seres humanos.  En este artículo, ampliamos esos límites y celebramos algunas peculiaridades de la visión tricromática.

Recordemos que nuestros ojos tienen receptores de color (los conos) para las longitudes de onda de la luz roja, verde y azul. Percibimos todos los demás colores como combinaciones de estos colores primarios que resultan de la activación diferencial de los conos.  Esto se conoce como visión tricromática. Las pantallas de televisión y de computadora están diseñadas con la fisiología humana en mente.  Al ver una figura amarilla en una pantalla de computadora, ni un solo píxel es amarillo.  Una mezcla de píxeles rojos y verdes que activan tanto los receptores del color rojo como los del color verde crea la percepción del color amarillo.  Diferentes conos también «compiten» para crear la percepción de diferentes colores, una idea conocida como teoría del proceso oponente.  Esta es la razón por la que a menudo vemos una mancha de color azul brillante después de mirar un destello de flash amarillo.

opponent color processing theory

Pero los receptores de color no solo se activan: también pueden fatigarse por la activación continua, de modo que se vuelven menos activos después de un estímulo fuerte y sostenido.  Teniendo en cuenta la teoría del proceso oponente, una consecuencia curiosa es que fatigar uno o más tipos de receptores de color crea la percepción de un color «sobrenaturalmente» fuerte, producido por los receptores de color restantes.  Por ejemplo, una luz magenta brillante fatigará por igual a los fotorreceptores rojos y azules, dejando a los receptores del color verde con menos competencia cuando sus señales ascienden por el nervio óptico hasta el sistema visual del cerebro.  El resultado es un tono verde que por decirlo de alguna forma es más verde que el verde, es decir, más verde que cualquier verde que pueda percibirse sin fatigar a los otros receptores de color.  ¡Inténtalo!  Los ingenieros que diseñaron el parque Epcot en Disney World aprovecharon este hecho pintando el pavimento de rosa para que la hierba pareciera más verde que el verde.

You can create a ‘greener than green’ afterimage by fixating on the cross in the upper half of the image for 20 seconds, then shifting your gaze to the cross in the lower half.
Podemos crear una imagen remanente «más verde que el verde» mirando fijamente la cruz en la mitad superior de la imagen durante 20 segundos y luego bajando la mirada a la cruz en la mitad inferior.

Algunas mujeres pueden ver colores «invisibles» sin fatigar ningún fotorreceptor.  Estas mujeres tienen una mutación en un gen que codifica un receptor de color verde o rojo, lo que cambia la sensibilidad, o la longitud de onda preferida, de los conos que expresan el gen a una longitud de onda diferente.  El receptor de color original o de «fenotipo silvestre» está codificado por el alelo no mutado, lo que permite cuatro colores primarios (es decir, visión tetracromática) y una percepción tonalidades 100 veces mayor que las personas con visión típica. El locus de estos genes se encuentra en el cromosoma X.  Los hombres, que solo poseen un cromosoma X, no pueden disfrutar de la visión tetracromática, incluso si uno de estos genes está mutado.  Concetta Antico, una artista de San Diego, es una mujer con visión tetracromática confirmada.  Ella afirma que su visión tetracromática «la lleva más allá del uso y valor de los colores artísticos previamente conocidos».

Para tomar fotografías a color, las cámaras suelen tener tres filtros de color diferentes que simulan la visión tricromática.  A veces, sin embargo, las longitudes de onda específicas de estos filtros de color no son exactamente iguales a la sensibilidad de los conos humanos.  La cámara de nuestro teléfono, por ejemplo, probablemente pueda detectar una débil luz infrarroja emitida por el control remoto de nuestro televisor cuando cambiamos el canal.  ¡Inténtalo!

Tricolour_television_close_up

En general, podemos comparar los colores que vemos en las fotografías con los objetos reales representados en la fotografía para determinar si los colores se reprodujeron con precisión.  Pero cuando la NASA envía sondas espaciales a otros planetas, no hay humanos allí para evaluar la precisión de las imágenes a color devueltas por las sondas.  Por esta razón, la NASA generalmente incluye una referencia con los exploradores (rovers, por su nombre en inglés) marcianos para calibrar sus cámaras.  El pasado mes de julio, cuando la sonda espacial New Horizons devolvió las primeras imágenes de primer plano de Plutón, hubo mucha sorpresa en el Internet de que Plutón apareciera de color beige rojizo, en lugar de azul, como muchos habían imaginado ingenuamente.  Aunque los astrónomos han sabido por años que Plutón es de color rojizo, la cámara a color llamada Ralph de New Horizons tiene filtros de color que no coinciden exactamente con la visión humana: azul, verde y dos infrarrojos (en lugar de rojo).    Si bien las imágenes devueltas se aproximan a lo que percibiría el ojo humano, no son exactas.

Pluto

Pero si los colores son simplemente etiquetas creadas por el cerebro, ¿por qué limitar nuestros instrumentos científicos a lo que el cuerpo humano puede lograr?  Así nunca seamos capaces de percibir colores invisibles, no deberíamos temer: las herramientas de la ciencia moderna pueden mostrarnos el mundo desde las ondas de radio hasta los rayos gamma, pasando por todas las ondas intermedias.

Electromagnetic Spectrum Knowing Neurons

Part2.1_cover_Knowing Neurons

~~~

Escrito por Joel Frohlich
Traducido por Keya Vijapure

~~~

Joel Frohlich

Joel Frohlich es un investigador postdoctoral que estudia la consciencia en el laboratorio de Martin Monti en UCLA. Está interesado en utilizar la actividad cerebral registrada con el electroencefalograma para inferir cuándo es que una persona está consciente.  Joel obtuvo su doctorado en UCLA en el 2018 estudiando trastornos del neurodesarrollo por medio de la electroencefalografía en el laboratorio de Shafali Jeste. También puede consultar el blog de Joel, llamado «Consciousness, Self-Organization and Neuroscience on Psychology Today». Para obtener más información sobre la investigación y los ensayos de Joel, visite el sitio web de Joel en joelfrohlich.com.

es_ES